Saltar al contingut principal

Noticia

EL GOBIERNO APRUEBA UN PLAN ENERGETICO POR LA CRISIS DE LIBIA.

Dilluns, 28 de Febrer de 2011

Entre las medidas transitorias acordadas, que se publicarán el próximo viernes, está la reducción de la velocidad en autovías y autopistas a 110 km/h a partir del próximo 7 de marzo.
El Consejo de Ministros del pasado viernes aprobó un "plan de ahorro energético" ante las repercusiones de la crisis libia en el precio de los combustibles. Si bien el 13% de suministro de crudo español viene de Libia, España tiene reservas de petróleo para más de 90 días. Entre las posibles medidas de ahorro ha citado mejorar la eficiencia en el consumo dentro de las empresas, controlar además el ahorro en la iluminación, la calefacción, la velocidad en las carreteras o promocionar el transporte público.
MEDIDAS:
1. La primera de las medidas será reducir la velocidad máxima en autovías y autopistas desde los 120 kilómetros por hora actuales, a 110. La medida lleva aparejados cambios en la señalización y en las sanciones, aunque no afectará al carné por puntos ya "que se trata de una medida de ahorro y no tiene que ver con la seguridad vial". Desde el pasado enero, los radares fijos y móviles saltan cuando los vehículos superan los 135 kilómetros por hora. Los excesos de velocidad por encima de 110 serán sancionados económicamente pero la detracción de puntos del permiso de circulación tendrá en cuenta el límite de 120.
2. La segunda iniciativa anunciada por el vicepresidente primero ha sido la de rebajar hasta en un 5% el precio de los billetes de RENFE, tanto en trenes de cercanías como en media distancia. La medida no afectará a las tarifas de larga distancia y alta velocidad.
3. La tercera medida será la de elevar hasta el 7% el porcentaje de biodiésel en las gasolinas y gasóleos que hasta ahora era del 5,8%, medida también encaminada al ahorro del combustible.
Además de estas medidas de ejecución inmediata, el Ministerio de Industria mantendrá reuniones con las comunidades autónomas y administraciones locales para acordar iniciativas conjuntas de ahorro energético, entre las que destacan la reducción del gasto en iluminación. Se va a intensificar el seguimiento de los precios y márgenes de distribución para garantizar que se cumplen las normas de competencia. Y se creará un grupo de trabajo con empresas y grandes distribuidores para seguir día a día la evolución del los precios del petróleo y distribución de gas, mientras dure esta crisis.

Anar a Noticies