Saltar al contingut principal

Noticia

FRANCIA OBLIGA A LOS TRANSPORTISTAS A COMUNICAR SUS EMISIONES DE CO2

Dimecres, 09 de Octubre de 2013

Los transportistas y operadores de transporte de cualquier modo, carreteras, fluviales, aire, mar y ferrocarril, están obligados a comunicar a sus clientes las emisiones de CO2 que emitan sus servicios de transporte en Francia, al menos en los transportes cuyo punto de origen o destino tenga lugar en Francia.
Esta obligación, relativa a un compromiso nacional con el medio ambiente, se ha introducido en el Código de Transporte francés (artículo L. 1431-3).
Los principios del cálculo que son compartidos por todos los modos de transporte (ferrocarril o tranvía, carretera, fluvial, marítimo o aéreo) se determinan por Decreto.
La metodología utilizada para el cálculo se basa en la norma europea para el cálculo y la declaración de la energía y las emisiones de gases de efecto invernadero en los servicios de transporte. La información sobre la cantidad de dióxido de carbono producido por un servicio de transporte se determina sobre la base de cada parte del recorrido en el que se utiliza un medio de transporte en particular.
El Decreto describe la metodología general que permita a la empresa de transporte calcular la cantidad de la fuente de energía consumida multiplicando el resultado de la tasa de consumo por kilómetro de la fuente de alimentación por la distancia recorrida. La cantidad de energía se multiplica por un factor de emisión específico para cada tipo de energía. Este factor establece la correspondencia entre la cantidad de energía y la cantidad de CO2 emitida.
En el caso de transporte de mercancías, la fecha del informe está acordada entre transportista y su cliente a fin de permitir una información más precisa posible después del transporte, de lo contrario se requiere que se suministre la información a más tardar en dos meses, después de la realización del servicio.
El ámbito de aplicación y objetivo de la información sobre el CO2 será obligatorio para todos los servicios de transporte, tan pronto como tenga su origen o destino en Francia. No tendrán que producir la información del consumo de CO2 los servicios de transporte en tránsito internacional que sólo repostan o arreglan el vehículo en Francia, sin cargar o descargar.
La información sobre el CO2 emitido se puede realizar utilizando varios medios: puede ser incluido en la factura, en un documento específico, pero también se puede anunciar por correo, SMS, o a través de un sitio web de Internet.
Los viajes en vacío tienen que ser tomados en cuenta con el fin de proporcionar una información completa acerca de las emisiones totales de CO2 provocadas por el servicio.

Anar a Noticies